viernes, 22 de julio de 2011

Tronco de chocolate

¡Hola amigos! En anteriores entradas ya he "confesado" mi debilidad por el chocolate. ¡Me encanta! Por lo tanto, este es uno de los motivos por el que tengo más postres con dicho ingrediente que con cualquier otro.

La tarta que traigo hoy es también una receta antigua, pero además me ilusiona ponerla, pues su elaboración es tan sencilla que es ideal para hacerla con los niños. Aprovechando que están de vacaciones, es una ocasión perfecta para meterse con ellos en la cocina y disfrutar todos.


Como podéis ver tiene una pinta buenísima, además de una decoración simpática, y pienso que a ellos les va a encantar, pues además del postre también hay que hacer las hojas. La mariposa es comestible, pero se compra así en las tiendas donde venden frutos secos.

La receta, paso a paso, es ésta:

Ingredientes para la tarta:
-36 galletas María hojaldrada
-1 litro de nata líquida
-4-6 cucharadas de azúcar

Preparación:
Montamos la nata con 4-6 cucharadas de azúcar, según el gusto de cada uno. En una fuente alargada colocamos doce galletas (dos filas de seis), las cubrimos con nata y ponemos otras doce encima. Volvemos a cubrir con nata y de nuevo colocamos las últimas doce galletas que cubrimos totalmente con la nata restante, tanto por encima como por los lados.
A continuación la metemos en el frigorífico para que la nata endurezca (una hora por lo menos).

Para la cobertura:
-100 g de mantequilla
-1 brick de nata líquida (200 ml)
-1 tableta de chocolate fondant (200 g)

Calentamos la nata hasta que empiece a hervir,  añadimos la mantequilla y el chocolate troceado. Removemos bien hasta obtener una crema homogénea, dejamos enfriar un poquito y cubrimos con ella el pastel. Como se trata de un tronco no ha de quedar perfecta, sino que cuando esté un poco frío con la ayuda de un tenedor le haremos unas rayas, con el fin de imitar las rugosidades de un viejo árbol.
Metemos de nuevo en el frigorífico y dejamos enfriar.

Para hacer las hojas: (son sencillísimas y estoy segura que a los niños es la parte que más les va a gustar)
-1 tableta de chocolate fondant (200 g)
-3-4 hojas naturales de la forma que más nos gusten

Preparación:
Lavamos muy bien las hojas y las secamos con mucho cuidado para no romperlas.
Fundimos el chocolate en el microondas o al baño María y con una brocha pintamos el torso de las hojas (la parte de los nervios), las ponemos en una bandeja y las metemos en el frigorífico para que endurezcan. Al cabo de aproximadamente una hora las sacamos, les damos otra mano y las volvemos a meter de nuevo en el frigorífico hasta que estén bien duras (mejor de un día para otro). Cuando de nuevo las sacamos, despegamos las hojas naturales con sumo cuidado para que no se rompan las de chocolate y ya están listas para decorar la tarta como mas nos guste.

NOTA: ¡No me diréis que no es un postre entretenido! Espero que me contéis los resultados. ¡¡¡Si intervienen los niños, que me lo digan ellos!!!

jueves, 14 de julio de 2011

Empanada

¡Hola amigos! Quienes habitualmente seguís o visitáis mi blog ya sabéis que está dedicado exclusivamente a postres, salvo en un par de ocasiones que he puesto algo salado por tratarse de alguna comida típica asturiana, como hice con la boroña y los bollinos preñaos. Hoy también voy a hacer una excepción, pues traigo algo salado y típico de Asturias: LA EMPANADA.








Lo hago así porque, cuando llega el verano, aquí es muy habitual, además de ir a la playa, hacer senderismo (tenemos una rutas preciosas, con unos paisajes verdes increíbles) así como también son típicos los merenderos o áreas recreativas. Se trata de lugares al aire libre con mesas y bancos de madera donde llevas tu comida. Para estas ocasiones no hay nada mejor que una buena empanada acompañada de una botellina de sidra.

Como algunos me habéis pedido la receta, aquí la pongo para todos. Es la que hago habitualmente, la masa sale riquísima y no tiene mucha complicación. Es ésta:

Ingredientes para la masa:
-300 g de harina
-100 ml de agua tibia
-100 ml de aceite 
-1 sobre de levadura de panadería
-Una pizca de sal
-1 yema de huevo (para pintarla)

Ingredientes para el relleno:
-3 cebollas
-3 tomates
-1 pimiento rojo
-3 huevos cocidos
-2 latas de atún

Preparación:
1.-Mezclamos en un recipiente la harina, la levadura, el agua tibia, el aceite y la sal. Amasamos hasta que quede una pasta fina y compacta (5-10 minutos) y la dejamos en reposo cubriéndola con un paño húmedo unos 30 minutos (tiene que doblar su volumen).
2.-Mientras tanto cortamos las cebollas, los tomates y el pimiento y lo freímos a fuego lento. Cuando esté bien pochado lo sacamos a un bol y añadimos los huevos cortados en trocitos y el atún bien desmenuzado.
3.-Dividimos la masa en dos partes, pues una será la base y la otra la tapa. Estiramos una de ellas con un rodillo y la colocamos en un molde que previamente untamos con mantequilla y enharinamos. Cubrimos la base y los laterales. Echamos el relleno y tapamos con la otra mitad de la masa. Cortamos la masa que sobra y con ella adornamos la empanada. Por último, la pintamos con huevo batido y la metemos al horno a 180º durante 45 minutos aproximadamente, pues tiene que quedar dorada.


El resultado es el que veis aquí, así que animo a todo el mundo a hacerla. ¿Me contaréis los resultados?

martes, 5 de julio de 2011

Tarta sorpresa

¡Hola, amigos! Desde que tengo este blog me ocurren cosas sorprendentes. Una de ellas ha sucedido precisamente hoy, la cual me ha proporcionado tanta alegría que no puedo menos que compartirla con todos los que me visitáis.
Por una serie de motivos que no relataré, la firma Gillette Boston, EEUU, ha decidido enviar una tarta sorpresa de cumpleaños a un chico de aquí de Gijón. ¡Me han pedido que elaborase la que yo quisiera! La única condición era que debería llevar en la parte superior una maquinilla impresa y por supuesto comestible. Así que me puse manos a la obra y el resultado es éste:


¡Sorprendente! ¿Verdad? 
Se trata de un bizcocho de yogurt (la receta ya la tenéis en el blog) cortado en tres capas, rellenado de nata montada y cubierto de chocolate. En la parte superior lleva un círculo de chocolate blanco donde está dibujada la maquinilla y para rematar el adorno, fideos de colores.

NOTA: ¡¡¡Feliz cumpleaños!!!