viernes, 3 de febrero de 2012

Coulant - Volcán de chocolate

¡Hola amigos! Por todos es sabida mi pasión por el chocolate,  pero el postre que traigo hoy diría que es el "súmmum" de la repostería, ya que incluso los paladares más exigentes quedarán satisfechos.

Para quienes no lo conozcáis os cuento que se trata de un bizcocho individual que se toma caliente y en su interior guarda una deliciosa crema de chocolate.

Este postre es de origen francés. El cocinero Michel Bras fue su creador e incluso llegó a patentar su nombre. Es por ello que en algunos restaurantes le dan otros nombres: soufflé de chocolate, pasión de chocolate, volcán de chocolate (éste es el que más me gusta)... aunque todos se refieren a lo mismo: ¡COULANT!



Cuando lo probé por primera vez  me quedé impresionada, pues al romperlo sale el chocolate caliente de dentro ¡Me encanta su sabor!


Y lo mejor de todo es que a pesar de lo sofisticado de su apariencia es muy pero que muy sencillo de hacer. Si no lo probasteis nunca no dejéis de hacerlo ¡Os lo aconsejo! Para ello aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
-115 g de chocolate fondant
-75 g de azúcar
-75 g de harina
-75 g de mantequilla
-4 huevos
-cacao en polvo

Preparación:
1.-Fundimos la mantequilla en el microondas o al baño maría y hacemos lo mismo con el chocolate.

2.-En un bol batimos las yemas con el azúcar y vamos incorporando la mantequilla, el chocolate y la harina tamizada, procurando integrar bien cada ingrediente antes de añadir el siguiente. Y por último las claras batidas a punto de nieve, removiendo con cuidado para que no se bajen.

3.-Untamos los moldes con mantequilla, los espolvoreamos con cacao en polvo y los llenamos con la crema solo unas 3/4 partes, ya que al cocer suben.

4.-Y ahora tenemos dos opciones, pues no es un postre que se pueda hacer de una vez:

      a) Dejarlos en el frigorífico en reposo unas 12 horas.
      b) Meterlos durante  2 horas en el congelador (yo opté por ésta)

5.-Pasado este tiempo precalentamos el horno a 180º y los introducimos. Y aquí está el secreto del coulant: ¡la cocción! Cada horno es diferente y de lo que se trata es de que quede esponjoso como un bizcocho por fuera y líquido por dentro. A modo de orientación diré que yo los congelé durante las dos horas y en el horno los tuve 18 minutos justos. Pero si los metéis en el frigorífico, con 8-10 minutos puede ser suficiente. Lo aconsejable es probar con uno: si queda seco hay que acortar el tiempo, y si por el contrario está muy líquido añadir unos minutos más.

6.-Dejamos enfriar un par de minutos y desmoldamos en el plato en que se va a comer. Espolvoreamos con azúcar glacé o cacao en polvo y servimos de inmediato, ya que debe tomarse caliente. ¡Si lo acompañáis con una bola de helado el contraste es  fabuloso!

Nota: Con estas cantidades salen 4-5, dependiendo del tamaño de los moldes.

Sugerencia: Se puede tener preparado con antelación ya que se congela. Solo es tener el horno preparado durante la comida y en unos minutos el postre está listo.

8 comentarios:

  1. Muy rico, ya sabes que a mi también me gusta mucho este postre!"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, está delicioso! Desde que lo probé siempre tengo alguno en el frigorífico!
      Un besín!

      Eliminar
  2. es cierto mari paz están de miedo, yo también congelo.
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besinos para tí también Fely! Y gracias por tu visita!!!

      Eliminar
  3. pero que pinta tiene, todo lo que tenga chocolate es genial! me alegra conocer tu blog :P

    besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tere! ¡Bienvenida a tu casa! El chocolate a mí también me encanta!

      Besinos igualmente para tí!

      Eliminar
  4. ¡Qué crueldad a estas horas previas a comer!Ya no sé si hacer unas lenjetas o tu postre...=ª.ª=

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Etel!
    ¡Haz las lentejas como pensabas y el postre detrás!!! Jeje
    Un besín!

    ResponderEliminar