jueves, 29 de marzo de 2012

Flan de huevo

¡Hola amigos! El postre que traigo hoy es todo un clásico en la cocina. No creo que haya nadie que lo desconozca, es más, pienso que todo el mundo lo ha probado en alguna ocasión: FLAN DE HUEVO


Aún no lo había puesto aquí y es que lo reservaba para un momento muy especial, y hoy lo es: ¡El cumpleaños de mi madre! Este es uno de sus postres favoritos. ¡Cuántas veces la habré visto hacerlo! Cuando estábamos todos en casa los hacía bien grandes, como éste que veis, y cuando ya quedaron solos seguía con la costumbre de hacer  uno de dos raciones, para mi padre y para ella.


El flan de huevo siempre me recuerda a ella, y por eso le quiero dedicar este post. Ella es mi maestra. Sus lecciones, no sólo en la cocina, sino también sobre la vida, son mi manual. Con su sencillez ni se imagina lo importante que fue y sigue siendo para mí. ¡Cuánto quiero a mi madre!

Aunque ya tiene muchos años, sigue conservando su carácter alegre y divertido y sigue contándome historias de su juventud, refranes y chascarrillos que la mayoría de las veces anoto para no olvidarlos, pues no tengo tan buena memoria como ella! ¡Lo pasamos tan bien juntas!

La receta es muy sencilla. Con las cantidades que pongo se puede hacer uno grande, como este, o bien distribuirlo en moldes individuales. Aquí os la dejo:

Ingredientes:
-500 ml de leche
-200 g de azúcar
-6 huevos

Preparación:
1.-Batimos los huevos con el azúcar, añadimos la leche, lo mezclamos bien y lo vertemos en un molde caramelizado.

2.-Introducimos en el horno al baño maría a 180º durante 45-60 minutos aproximadamente. Como cada horno es diferente, el tiempo es orientativo y deberemos comprobar que esté cuajado.

viernes, 23 de marzo de 2012

Tarta de tres chocolates (Personalizada)

¡Hola amigos! El sábado pasado estuve con "Los patos salvajes.org" haciendo una visita a la central de los bomberos de Asturias que se encuentra en La Morgal (Llanera). Cada año nos reciben y hacen todo lo posible para que vivamos una emoción nueva.

En primer lugar nos enseñaron el trabajo que realizan con los perros adiestrados para el rescate. Resultó muy emocionante ver la inteligencia de estos animales, la compenetración y el trabajo tan importante que llevan a cabo para el rescate de personas, como por ejemplo en la montaña, en la nieve, en derribos, etc.

Después vimos de cerca los camiones, los  helicópteros, las escaleras extensibles y nos fueron explicando para qué se utilizaban en cada caso. También nos invitaron a sus dependencias privadas, pues, como permanecen veinticuatro horas de guardia, allí tienen salones, cocina y un comedor donde nos dejaron comer el bocadillo que llevábamos y que pensábamos comer en el prado, pero el día amaneció lluvioso y frío.

Tuvimos una acogida tan cálida que con tantas emociones ¡casi se nos olvida el frío! Pienso que casi todos los chicos salieron de allí ¡queriendo ser bomberos de mayores!

Como me han dicho que visitarían este blog, e incluso me han chivado que hay allí algún "cocinillas" que seguro haría alguna receta, este post se lo dedico a ellos con todo mi cariño.

Y como no íbamos a visitarlos con las manos vacías, mi amiga Alicia de la "Cafetería la Manzana" les llevó rosquillas y yo, como no podría ser de otra manera, una tarta con el logo de "Los patos Salvajes". Aquí os la presento: TARTA DE TRES CHOCOLATES (personalizada)


La receta ya la tengo en el blog, pero por si hay alguien despistado, la pongo de nuevo:

Ingredientes para la tarta:
-150 g de chocolate negro
-150 g de chocolate con leche
-150 g de chocolate blanco
-125 g de azúcar
-750 ml de nata líquida para montar
-750 ml de leche
-3 sobres de cuajada.

Ingredientes para la base:
-150 g de galletas tostadas
-75 g de mantequilla
-2-3 cucharadas de leche

Preparación:
Mezclamos las galletas molidas con la mantequilla (a punto de pomada) y la leche. Hacemos una pasta, forramos con ella un molde para tartas desmontable y lo metemos en la nevera una media hora para que endurezca.

1.- En un cazo ponemos 150 g de chocolate negro troceado, 75 g de azúcar, 250 ml de nata y de los 250 ml de leche correspondiente sacamos un poco a un vaso para deshacer un sobre de cuajada. Llevamos al fuego y removemos bien para que no se formen grumos. Cuando empiece a hervir echamos la leche del vaso con la cuajada disuelta, seguimos removiendo hasta que hierva de nuevo y lo vertemos en el molde. Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta que cuaje (una media hora aproximadamente).

2.- A continuación hacemos lo mismo con el chocolate con leche, es decir: ponemos en un cazo 150 g de chocolate con leche troceado, 50 g de azúcar, 250 ml de nata y de los 250 ml de leche sacamos un poco a un vaso para deshacer otro sobre de cuajada. Lo llevamos al fuego, removemos bien y cuando empiece a hervir echamos la leche del vaso con la cuajada disuelta, y seguimos removiendo hasta que nuevamente hierva. Lo vertemos en el molde, sobre el chocolate negro y dejamos enfriar a temperatura ambiente hasta que cuaje (aproximadamente otra media hora).

3.- Por último tenemos el chocolate blanco. Y procedemos de la misma manera: ponemos en el cazo los 150 g de chocolate blanco troceado, 250 ml de nata, (aquí no echamos azúcar, pues el chocolate blanco es más dulce) 250 ml de leche, de la cual sacamos también un poco a un vaso para disolver la cuajada. Llevamos al fuego, removemos bien y cuando rompa a hervir echamos la leche restante con la cuajada. Seguimos removiendo y cuando hierva de nuevo retiramos del fuego y vertemos en el molde sobre el chocolate con leche. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego la metemos en el frigorífico, si es posible, hasta el día siguiente.

La desmoldamos con cuidado y la decoramos a nuestro gusto. En este caso, puse como adorno el logo de "Los Patos Salvajes" que está hecho sobre chocolate blanco y que fue obra de mi amiga Mónica Rivero, que es una artista de los dibujos en chocolate. Si queréis visitar su página es ésta: www.bombonesrivero.com

Importante:
- Antes de echar el chocolate con leche sobre el negro ya cuajado, rallamos un poco con un tenedor y mucho cuidado la superficie. También hacemos lo mismo cuando echamos el blanco sobre el chocolate con leche. Esto es para que las partes queden pegadas y no se separen al desmoldarlas ni al cortar la tarta.

- Al verter el chocolate caliente sobre el que ya tenemos cuajado, es conveniente hacerlo sobre una cuchara vuelta del revés para que el chorro caliente se disperse y no nos haga un agujero sobre el que  tenemos en el molde.

lunes, 19 de marzo de 2012

Tarta de avellanas y chocolate

¡Hola amigos! Siempre que hago alguna receta que alguien me da o me envía pienso en que ocasión me gustaría comerla o con quien desearía compartirla.

Esta tarta de hoy es una de las muchas que tengo reservadas para momentos especiales, como por ejemplo  éste: El día del padre.

Es de los postres que, cuando los pruebas, cierras los ojos y dices: "¡Mmmm... no puede estar más rico!" Como creo que a la mayoría de los papás les gusta lo dulce aquí traigo para todos ellos esta TARTA DE AVELLANAS Y CHOCOLATE:


Quiero dedicarla a todos los padres que se desviven por sacar a sus hijos adelante, con cariño y algunas veces con mucho esfuerzo. También recordar a los que, como el mío, ya no están, pero estoy segura que desde algún lugar siguen velando por nosotros.

Esta receta es muy asturiana pues uno de sus ingredientes es la avellana, y en Asturias tenemos muchas y de excelente calidad. Su elaboración es bastante sencilla, así que aquí os la dejo para que sorprendáis:

Ingredientes:
-200 g de avellanas tostadas
-200 g de chocolate fondant
-200 g de azúcar
-200 g de mantequilla
-50 g de harina
-4 huevos
-1 sobre de levadura en polvo

Preparación:
1.-Trituramos las avellanas y las reservamos.

2.-Fundimos el chocolate en el microondas o al baño maría e igualmente reservamos.

3.-Batimos la mantequilla (deberá estar a punto de pomada) junto con el azúcar hasta obtener una mezcla blanda y espumosa. Vamos incorporando las yemas una a una, la harina tamizada con la levadura, las avellanas molidas y el chocolate fundido.

4.-Mezclamos bien los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme y, finalmente, incorporamos las claras montadas a punto de nieve.

5.-Vertemos en un molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina, e introducimos en el horno a 180º durante 40-50 minutos aproximadamente. 

6.-Cuando enfríe desmoldamos  y adornamos a nuestro gusto. En esta ocasión utilicé nata montada para la superficie y avellanas en trocitos para el contorno.

Sugerencia: Para que resulte más sencillo desmoldarla se puede poner en el fondo un círculo de papel vegetal.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Flan de mango

¡Hola amigos! Hace días me preguntaron si había probado el flan de mango, y caí en la cuenta de que muy pocas veces había tomado esta fruta. Así que comencé por esto último, y a continuación hice el postre con la receta que me dieron y que me sorprendió gratamente.

Su elaboración es muy sencilla, no nos llevará mucho más de 15 minutos, y los resultados aquí los podéis ver: FLAN DE MANGO


A continuación os dejo la receta, así que animaros a hacerla y ¡contadme los resultados!

Ingredientes:
-400 ml de nata líquida
-250 ml de agua
-3-4 cucharadas de azúcar
-2 cucharadas de azúcar avainillado
-2 mangos medianos (500 g una vez pelados y cortados en trozos)
-6 hojas de gelatina neutra

Preparación:
1.-Pelamos y troceamos los mangos y los echamos en un bol, junto con la gelatina disuelta en el agua y el azúcar avainillado. Lo batimos bien con la batidora y reservamos.

2.-Por otro lado montamos la nata con el azúcar normal y la añadimos con cuidado a la crema de mango, mezclándolo suavemente para que la nata no se baje.

3.-A continuación vertemos en un molde caramelizado y lo metemos en el frigorífico hasta que cuaje (mejor de un día para otro). Desmoldamos y ¡ya está listo!

Sugerencia: Estará delicioso acompañado de bolitas de helado de nuestro sabor preferido.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Tarta de nata y fresas - II

¡Hola amigos! Las fresas, junto con las cerezas, son para mí las frutas más deliciosas de todo el año. Estamos en plena temporada de las primeras, así que debemos aprovechar para hacer con ellas postres exquisitos como este: TARTA DE NATA Y FRESAS.


Aunque ya tengo en el blog otra muy similar, he querido poner ésta un poquito más sencilla. La otra, de dos pisos, diríamos que es para más expertos, así que como algunas veces me dicen que algunos postres son un poco laboriosos traigo hoy ésta mucho menos complicada.

Se trata de un bizcocho relleno  y cubierto con nata y fresas laminadas. Aquí os dejo la receta paso a paso para que os animéis:

1.-En primer lugar hacemos el bizcocho.

 Ingredientes:
-1 yogur natural (el envase se puede usar como medida)
-2 vasitos de azúcar
-3 vasitos de harina
-1 vasito de aceite de girasol
-3 ó 4 huevos, dependiendo del tamaño
-1 sobre de levadura

Preparación:
En un recipiente mezclamos el yogur con el aceite, el azúcar y la levadura. Se puede añadir ralladura de limón. Después de trabajar la masa hasta dejarla cremosa añadimos la harina poco a poco, y por último los huevos batidos.
Vertemos en un molde, que previamente untamos con mantequilla, y enharinamos e introducimos a horno suave, 180º durante una media hora, hasta que esté dorado.
2.-Una vez que el bizcocho esté frio cortamos dos bases de un grosor aproximado de 2 centímetros y reservamos.


Ingredientes para el relleno:
-1 kg de fresas
-1 litro de nata líquida para montar
-4-6 cucharadas de azúcar, depende del gusto de cada uno
-1 vaso de zumo de naranja natural

Preparación:
Montamos la nata con el azúcar. Lavamos bien las fresas y las cortamos en láminas no muy finas. En un molde desmontable colocamos la primera base del bizcocho que teníamos reservada, la remojamos con la mitad del zumo de naranja, colocamos encima una capa de fresas y cubrimos con nata. Ponemos la otra base de bizcocho, remojamos con el zumo restante y de nuevo hacemos lo mismo, capa de fresas y la última de nata. Tapamos el molde con papel de aluminio y  lo metemos en el frigorífico 4-6 horas para que la nata endurezca (yo la procuro dejar de un día para otro).
Desmoldamos y a continuación la adornamos con las fresas que nos sobraron.

Nota: Las fresas no siempre están igual de dulces, por eso, cuando no es así, al poner la capa de fresas suelo espolvorear un poco de azúcar por encima.
El resultado ya lo veis, yo creo que es espectacular. Y el sabor... ¡¡¡espero que me lo comentéis!!!