martes, 26 de junio de 2012

Tronco de galletas

¡Hola amigos! El postre que traigo hoy es para mí muy especial, ya que, al igual que otros muchos que tengo en el blog, me llevan a mi infancia.

¿Quién se acuerda de las natas que se obtenían de la leche? Supongo que muchos, pero para los que no lo recuerden o por ser más jóvenes no lo hayan vivido lo cuento.

Hace unos cuantos años, la leche se consumía directamente ordeñada. A modo de pasteurización se hervía, y al enfriar, la nata que contenía la leche subía a la superficie y cubría todo el recipiente como una película fina. Las madres y abuelas recogían estas natas y las iban guardando en un tarro, hasta conseguir la cantidad suficiente para hacer con ellas bizcochos, magdalenas y postres variados. ¡Estaban deliciosos!

Este postre es uno de los que mi madre hacía con las natas y casi había olvidado, pues no tenía la receta apuntada en ningún sitio. Pero la semana pasada, Merche, una amiga y asidua visitante de este blog, me la recordó,  así que aquí os lo presento: TRONCO DE GALLETAS


Y si os preguntáis cómo conseguí las natas os diré que fue tan sencillo como sustituirlas por mantequilla. No es lo mismo, pero cuando la probé su sabor me hizo retroceder unos cuantos años en pocos segundos. ¡Mmm, qué rica!

Aquí dejo la receta y espero que os animéis:

Ingredientes para el tronco:
-200 g de galletas maría tostadas
-250 g de mantequilla
-200 g de azúcar
-100 g de coco
-150 ml de leche
-Un chorrito de licor (Por ejemplo coñac)

Ingredientes para la cobertura:
-50 g de mantequilla
-100 ml de nata líquida (200 ml)
-100 g de chocolate fondant

Preparación del tronco:
1- Dejamos la mantequilla a temperatura ambiente para que nos quede blanda, y en un bol la juntamos con el azúcar y el coco mezclándolo todo bien con el fin de formar una crema.

2.- En un plato hondo echamos la leche con el chorrito de licor.

3.- Remojamos las galletas en la leche y las rellenamos con la crema poniéndolas directamente en una fuente y en sentido vertical para ir formando el tronco.

4.- Una vez terminado lo metemos en el frigorífico al menos 4-6 horas para que adquiera consistencia.

Para la cobertura
Calentamos la nata hasta que empiece a hervir, añadimos la mantequilla y el chocolate troceado. Removemos bien hasta obtener una crema homogénea, dejamos enfriar unos 10 minutos y cubrimos con ella el pastel. A continuación lo decoramos a nuestro gusto, en este caso utilicé chocolate blanco que previamente derretí en el microondas.

Nota: Quiero dar las gracias a Merche por recordarme esta receta tan exquisita y enviarle desde aquí un abrazo.

domingo, 17 de junio de 2012

Tarta de nata y chocolate

¡Hola amigos! Estoy segura de que el postre que traigo hoy es de los que gusta a la mayoría de los que me visitáis, ya que es una receta muy sencilla y rápida. Su elaboración no lleva más de quince minutos, pues ni siquiera necesita horno, solamente unas horas de reposo en el frigorífico.

Aquí os lo presento: TARTA DE NATA Y CHOCOLATE


Es ideal para comer en verano, pues si la metemos en el congelador un par de horas se asemeja mucho a una tarta helada. De esta forma, tan fría, es como más me gusta.


La receta, muy poco laboriosa, aquí os la dejo:

Ingredientes para la tarta:
-1 litro de nata líquida para montar
-1 bote grande de leche condensada (740 g)
-1 paquete de gelatina neutra (20 g)

Ingredientes para la cobertura:
-100 g de mantequilla
-1 brick de nata líquida (200 ml)
-1 tableta de chocolate fondant (200 g)

Preparación:
1.-Comenzamos poniendo las hojas de gelatina en un recipiente cubiertas de agua para que se vayan hidratando.

2.-Montamos la nata, que deberá estar bien fría, añadimos la leche condensada y mezclamos suavemente hasta que quede una crema uniforme.

3.-Escurrimos la gelatina y la ponemos un poquito al fuego en un cazo con tres cucharadas de agua, removiendo para que se disuelva por completo, y la vertemos sobre la mezcla anterior, intentando que quede bien distribuida.

4.-Vertemos en un molde desmontable y dejamos en el frigorífico al menos 5-6 horas para que cuaje.

5.-Transcurrido ese tiempo calentamos la nata hasta que empiece a hervir,  añadimos la mantequilla y el chocolate troceado. Removemos bien hasta obtener una crema homogénea, dejamos enfriar unos 10 minutos y cubrimos con ella el pastel dejando un poco para la decoración. Esto lo hacemos sin haber desmoldado la tarta con el fin de que el chocolate solo cubra la superficie y el lateral nos quede blanco.

6.-El chocolate que reservamos lo metemos en una manga pastelera y, cuando esté casi frio, hacemos una especie de garabatos sobre un papel vegetal y los dejamos enfriar así.

7.-Cuando el chocolate de la superficie de la tarta haya endurecido, la desmoldamos y decoramos alrededor con las figuras que hicimos sobre el papel. Despegarlos es muy sencillo: simplemente pasamos un cuchillo por debajo y los vamos colocando con cuidado. Rayamos chocolate blanco por encima y lo tenemos listo.

viernes, 8 de junio de 2012

Sorpresa de Merengue

¡Hola amigos! Como ya comenté en alguna ocasión, desde hace años colecciono recetas, especialmente de postres. Las tengo clasificadas según los ingredientes, y me gusta publicarlas en el blog teniendo en cuenta los productos de cada temporada, para aprovecharlos en su mejor momento tanto de precio como de sabor.

Pero hay ocasiones en que no puedo resistir el saltarme este orden, como es el caso de la tarta que traigo hoy. A ella, como hago en algunas ocasiones, le d mi toque personal, y por eso la llamaré: SORPRESA DE MERENGUE


Cuando estuve en el "Taller de cocina" en Villaviciosa me dieron algunas recetas que por supuesto iré compartiendo con todos vosotros. Esta es una de ellas. No soy capaz de transmitir con palabras lo que sentí cuando la probé. Como orientación solo contaré esto: la hice, la fotografié y acto seguido me comí la mitad... ¡Así fu y así lo cuento!


Os animo a que la hagáis y por supuesto me contéis si os ha ocurrido lo mismo. Aquí os dejo la receta:

Ingredientes para la base:
-200 g de galletas tostadas
-250 g de mantequilla (a punto de pomada)
-75 g de almendra molida
-75 g de coco rallado
-75 ml de licor (coñac)
-2 cucharadas de leche condensada

Ingredientes para la crema:
-4 yemas de huevo
-1 bote de leche condensada pequeño (370 g)

Ingredientes para el merengue:
-4 claras
-4 cucharadas de azúcar

Preparación:
1-Mezclamos las galletas molidas con la mantequilla, la almendra, el coco, la leche condensada y el coñac. Hacemos una pasta y forramos con ella un molde para tartas desmontable y lo metemos al horno a 180º durante 20-30 minutos aproximadamente para que quede crujiente.

2-Dejamos enfriar una media hora. Mientras tanto preparamos la crema: batimos las yemas, las mezclamos con la leche condensada, la vertemos encima de la base que teníamos enfriando y lo metemos de nuevo al horno a 180º durante otros 30 minutos aproximadamente, pues tiene que cuajar.

3-Volvemos a dejarla enfriar y vamos preparando el merengue: batimos las claras con una pizca de sal y añadimos al final el azúcar poco a poco. Lo introducimos en una manga pastelera, hacemos el dibujo que más nos guste sobre la tarta y la metemos al horno nuevamente a 180 º, pero esta vez a gratinar para que coja un color doradito. Será necesario estar muy pendiente para que no se nos queme, pues en unos minutos estará. 

Nota: Esta receta me la dio mi amiga de la infancia Mercedes Rivero, a la que desde aquí además de dar las gracias, le mando un beso!