miércoles, 28 de noviembre de 2012

Tronco de castañas y chocolate

¡Hola amigos! Las castañas son otro de los frutos de otoño muy conocidos y apreciados, tanto para comer solas como para utilizarlas en la cocina. La crema de castañas se usa cada vez con más frecuencia como acompañamiento de guisos de carnes,  especialmente las de caza.

En repostería no podía ser menos. Ya tengo en el blog dos postres (Flan de castañas y Tarta de castañas y chocolate) y hoy traigo un tercero, que por supuesto es totalmente distinto: TRONCO DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE:


Se trata de un bizcocho enrollado y relleno de crema de castañas y cubierto de chocolate.


He descubierto que la mezcla de chocolate y castañas, al igual que chocolate y naranja, dan un resultado exquisito. ¡No dejéis de probarlo!

Aquí os dejo la receta, aunque, como ya sabéis, para quienes vivís en mi ciudad, cualquiera de los postres del blog los hago por encargo.


INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
-100 g de azúcar
-100 g de harina
-4 huevos
-1 sobre de levadura

Para el almíbar:
-250 g de azúcar
-500 ml de agua
-1 palito de canela

Para la crema de castañas:
-400 g de castañas
-100 g de mantequilla
-50 g de azúcar
-15 g de cacao 
-Una pizca de sal
-Un chorrito de licor

Para la cobertura:
-100 g de mantequilla
-1 brick de nata líquida (200 ml)
-1 tableta de chocolate fondant (200 g)

PREPARACION:
1.- Hacemos el almíbar: en un cazo ponemos al fuego  el agua, el azúcar y el palito de canela y lo dejamos hervir lentamente durante una media hora. Cuando enfríe lo colamos y reservamos.

2.- Hacemos el bizcocho: En primer lugar doblamos los cuatro lados de un pliego de papel vegetal y ajustamos las esquinas para así hacer un molde (de papel) de 32 x 34 cm aproximadamente. Batimos las claras a punto de nieve. Asimismo, batimos bien las yemas con el azúcar, añadimos poco a poco la harina y la levadura y por último incorporamos las claras. Removemos con cuidado tratanto de evitar que no nos queden grumos, lo vertemos en el molde de papel extendiéndolo de manera uniforme y lo horneamos a 180º unos 15 minutos aproximadamente.
Nada más sacarlo, y con sumo cuidado para que no se rompa, lo enrollamos con el papel y lo dejamos enfriar así.

3.- Hacemos la crema de castañas: Pelamos las castañas, las ponemos en una cacerola con agua fría y una pizca de sal y las dejamos cocer una media hora contando desde el momento en que empiecen a hervir. Cuando enfríen les quitamos la segunda piel y las pasamos por el pasapuré o la batidora. En un recipiente ponemos la mantequilla a punto de pomada, el azúcar, el cacao y un poquito de sal y lo batimos todo bien hasta obtener una crema espumosa a la que añadimos el puré de las castañas y el licor.

4.-Desenrollamos el bizcocho, lo remojamos con una tercera parte del almíbar, extendemos sobre él la crema de castañas y lo volvemos a enrollar, esta vez despegándolo ya del papel. Después recortamos un poquito los dos extremos para que nos quede más bonito y lo ponemos ya en una fuente. A continuación lo remojamos con el almíbar restante y ya por último pasamos a la cobertura.


5.-Calentamos la nata hasta que empiece a hervir,  añadimos la mantequilla y el chocolate troceado. Removemos bien hasta obtener una crema homogénea, dejamos enfriar unos 10 minutos y cubrimos con ella el tronco. Lo dejamos enfriar y ya podemos decorarlo como más nos guste. Para esta ocasión utilicé nata montada. 

jueves, 15 de noviembre de 2012

Tarta de calabaza y avellanas

¡Hola amigos! Como sabéis, la calabaza es otro de los frutos que nos ofrece el otoño. Es valorada en la cocina ya que con ella se pueden hacer, por ejemplo, purés finísimos para tomar solos o como acompañamiento de diversos platos de carnes o pescados.

También es ideal para elaborar postres exquisitos, y cada vez resulta más fácil encontrarla en el supermercado en cualquier época del año, lo que nos da la oportunidad de poder saborear cuando nos apetezca una tarta como ésta que traigo hoy: TARTA DE CALABAZA Y AVELLANAS



Es una receta muy sencilla, aquí os la dejo y, si no os apetece meteros en la cocina, me la podéis encargar y la haré encantada!

Ingredientes:
-500 g de calabaza
-200 g de azúcar
-100 g de harina fina de maíz
-250 g de avellanas molidas
-50 ml de agua
-6 huevos
-1 cucharadita de levadura en polvo
-1 cucharadita de canela molida
-1 cucharadita de ralladura de limón
-1 chorrito de licor (yo utilicé coñac)

Preparación:
1.-Rallamos muy finamente la calabaza y la envolvemos en un paño de cocina con el fin de exprimirla un poco.

2.-Separamos las claras de las yemas y batimos estas últimas con el agua templada y 100 g de azúcar hasta obtener una masa espumosa. Incorporamos, removiendo, la calabaza así como las avellanas, la canela, la ralladura de limón, la levadura, la harina fina de maíz y el licor.

3.-Montamos las claras a punto de nieve junto con los 100 grs de azúcar restantes y las incorporamos a la mezcla anterior. Vertemos en un molde, previamente untado con mantequilla y enharinado y metemos al horno a 180º durante 45-60 minutos aproximadamente, pues tiene que quedar cuajado y doradito por encima.

4.-Una vez fría, la desmoldamos, pintamos los bordes y la superficie con mermelada de albaricoque y la cubrimos con avellanas ligeramente molidas y azúcar glacé

Nota: Este postre se lo dedico a mi hija Andrea. Aunque sé que en el comedor de la Universidad (la Mensa), este mes de noviembre lo dedican a la calabaza (kurbis) y todos los días hay un plato que la lleva como ingrediente principal, me comprometo a hacerle una especial para ella cuando venga en Navidad. ¡Besos y mucho ánimo!

martes, 6 de noviembre de 2012

Tarta de higos - II (N'asturianu: Tarta figos)

¡Hola amigos! Como sabéis, el otoño nos ofrece una gran variedad de frutos, con los cuales se pueden hacer postres exquisitos. Junto a los más populares, como son las nueces, castañas, avellanas, almendras... tenemos otros muy ricos como los higos de San Miguel, conocidos también como "Miguelinos".

Deben su nombre a que comienzan a estar maduros por esta fecha (29 de septiembre), aunque las higueras continúan tenndolos hasta casi dos meses después.

A mí me gustan muchísimo, y como este año he tenido la suerte de que me regalaran bastantes, aproveché para hacer mermelada, higos en almíbar y también tartas. Aquí traigo una muestra: TARTA DE HIGOS II


Se trata de un bizcocho relleno con mermelada de higos y cubierto con nata. Os aseguro que está exquisita. Aquí os dejo la receta:

Paso 1.-Comenzaremos haciendo el bizcocho:

Ingredientes:
-1 yogur natural (el envase se puede usar como medida)
-2 vasitos de azúcar
-3 vasitos de harina
-1 vasito de aceite de girasol
-3 ó 4 huevos, dependiendo del tamaño
-1 sobre de levadura

Preparación:
1.-En un recipiente mezclamos el yogur con el aceite, el azúcar y la levadura. Después de trabajar la masa hasta dejarla cremosa, añadiremos la harina poco a poco,  y por último los huevos batidos.
2.-Vertemos en un molde, que previamente untamos con mantequilla y enharinamos, e introducimos a horno suave, 180º durante una media hora, hasta que esté dorado. Dejamos que enfríe.


Paso 2.- Hacemos la mermelada para el relleno:

Ingredientes:
- 2 kg de higos
-750 g de azúcar
-100 ml de agua

Preparación:
Lavamos y quitamos el rabito a 1'5 kg de higos (el otro medio kg lo reservamos para adornar), los troceamos y los ponemos en una cazuela junto con el agua y el azúcar. Los dejamos cocer a fuego suave durante una hora, removiendo con cuidado para que no se peguen. Transcurrido este tiempo los pasamos por el pasapuré y reservamos para que enfríe un poco.


Paso 3.- Preparamos el adorno:

Ingredientes:
-1 litro de nata para montar
-4-5 cucharadas de azúcar
-1/2 kg de higos (los que habíamos reservado al hacer la mermelada)

Preparación:

1.-Montamos la nata con el azúcar y reservamos. 
2.-Lavamos y cortamos los higos en rodajas.


Paso 4.- Procedemos al montaje de la tarta:

1.-  Cortamos el bizcocho dos veces horizontalmente, con lo cual obtenemos tres bases. 

2.- Colocamos una base de bizcocho sobre un plato de servir, la cubrimos con la mitad de la mermelada de higos. Ponemos sobre ella la segunda la segunda base y volvemos a cubrir con el resto de la mermelada. Colocamos la tercera base para cubrir a continuación toda la tarta con la nata montada. Por último decoramos con las rodajas de higos.