martes, 29 de octubre de 2013

HALLOWEEN: Hojaldres de calabaza

¡Hola amigos! Como sabéis la noche del 31 de Octubre se celebra Halloween, también llamada Noche de Difuntos o Noche de Brujas.

Esta fiesta era típica principalmente de los países anglosajones pero, poco a poco, se ha ido extendiendo y cada año podemos ver más tiendas y escaparates decorados para la ocasión. 

Se asocia sobre todo con los colores naranja, negro y morado. Las arañas, telarañas y calaveras dibujadas en calabazas son muy populares en esta fecha.

Precisamente este fruto de otoño es el que utilicé para el postre de hoy: HOJALDRES DE CALABAZA


¡Ya veis que caritas tan monas! No se puede decir que den mucho miedín, así que estoy segura que a los niños les encantará comérselas, y por supuesto ayudar en la cocina para hacerlas. Es una receta muy sencilla, así que animaros, pasaréis una tarde muy divertida.


Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
-350 g de calabaza
-200 g de azúcar
-2 láminas de hojaldre 
-Azúcar glacé al gusto

Preparación:
1.-En primer lugar hacemos la mermelada de calabaza: comenzamos pelando y cortando en trozos la calabaza que coceremos en una olla con un poco de agua. 

2.-Una vez fría, la escurrimos y hacemos puré para ponerla a cocer a fuego lento junto con el azúcar. Tendremos que remover con frecuencia para que no se nos pegue. Cuando hayamos obtenido el punto de carretera* la dejamos enfriar y reservamos.

3.-Estiramos la masa de hojaldre y cortamos cuadrados pequeños. En la mitad de ellos, cortamos los ojos, la nariz y la boca, simulando caras.

4.-En los cuadrados lisos, añadimos una cucharada de la mermelada y colocamos encima de cada uno el cuadrado con la carita. Apretamos un poco alrededor para que se peguen las dos partes y cuando ya los tengamos todos, los vamos introduciendo al horno previamente calentado a 180º durante 15-20 minutos aproximadamente. Tienen que quedar dorados. 

5.-Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glacé.

*Punto de carretera: lo conseguimos cuando al pasar una cuchara de madera por la base del recipiente, donde cocemos cualquier mermelada, se mantienen las dos partes separadas, simulando una carretera.

jueves, 17 de octubre de 2013

Kaisertorte (Tarta del Emperador)


En anteriores post ya comenté que mi hija se encontraba en Múnich estudiando 5º de Ingeniería. Como allí el curso termina a finales de agosto, este verano hemos tenido la oportunidad de pasar allí un tiempo con ella.


Durante nuestra estancia, no hemos dejado de observar y probar la gran cantidad de postres que tienen. Muchos de ellos llevan como ingrediente principal las frutas de temporada y otros el chocolate. A este grupo pertenece el postre que traigo hoy: KAISERTORTE (Tarta del Emperador).


Su elaboración lleva un tiempo aunque siguiendo los pasos no resulta extremadamente difícil. Lógicamente, tratándose de la tarta para el Emperador, no puede ser en modo alguno sencilla.


Cuando visitamos el Castillo en el que vivió Luis II de Baviera, nos preguntábamos cuál sería su postre favorito. Quizás fuese éste el que ordenaba hacer para cuando venía su prima Sisí Emperatriz a visitarlo. No me extrañaría nada, pues está riquíiisima.


Sobre un fondo de masa quebrada, lleva una capa de mermelada de arándanos, encima bizcocho de chocolate y sobre él una crema de chocolate y caramelo, para terminar con nata. Aquí os dejo la receta paso a paso:

Ingredientes para la base (pasta brisa):
-250 g de harina
-125 g de mantequilla (a punto de pomada)
-1 huevo
-20 ml de agua
-Una pizca de sal
-Una cucharadita de azúcar

Preparación:
1.- Mezclamos en un bol todos los ingredientes (el huevo se echa entero sin batir) amasamos muy bien y dejamos reposar 45 minutos. Pasado ese tiempo forramos con ella el fondo de un molde desmontable que previamente untamos con mantequilla y enharinamos. A continuación pinchamos la masa con un tenedor e introducimos al horno precalentado, a 180º durante aproximadamente unos 15 minutos. Tiene que quedar doradina. 

Ingredientes para el bizcocho:
-100 g de azúcar
-50 g de harina
-40 g de maizena
-2 huevos
-10 g de cacao en polvo
-1 sobre de levadura en polvo
-Necesitaremos también un tarro de mermelada de arándanos

Preparación:
1.-En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una masa espumosa. Añadimos la harina, la maizena, el cacao y la levadura en polvo.

2.-Forramos un molde desmontable (deberá ser del mismo tamaño que el de la base, para no tener necesidad de recortar nada) con papel de horno y vertemos en él la masa que horneamos durante aproximadamente 15 minutos a 180º. 

Comenzamos a montar la tarta: 
1.- En un plato ponemos un aro de repostería (nos puede servir perfectamente el del molde quitándole la base), colocamos la pasta brisa que teníamos horneada y la cubrimos de manera uniforme con 100 g de mermelada de arándanos, para a continuación ponerle encima el bizcocho y reservamos.

Ingredientes para la crema de chocolate y caramelo:
-220 ml de leche
-1 sobre de polvo de flan
-1 yema de huevo
-4 hojas de gelatina
-1 sobre de azúcar avainillado
-120 g de azúcar
-40 g de chocolate de cobertura
-3 claras de huevo

Preparación:
1.- Hervimos 170 ml de leche con el azúcar avainillado y reservamos. En un cazo derretimos 60 g de azúcar lentamente, hasta obtener caramelo líquido dorado y vertemos sobre él, con cuidado, la leche caliente con el azúcar y removemos hasta que el caramelo se disuelva completamente y reservamos.

2.- Batimos las claras a punto de nieve con los 60 g de azúcar restantes y reservamos también. 

3.- Mezclamos los 50 ml de leche restantes, los polvos de flan, la yema de huevo, el chocolate derretido y la gelatina hidratada y lo cocemos junto a la leche caramelizada. 

4.- Cuando espese, vamos añadiendo las claras a punto de nieve, removiendo despacio para que no se bajen y lo echamos sobre la capa de bizcocho, que lo cubra completamente. Lo guardamos en el frigorífico hasta que cuaje.

Ingredientes para el adorno:
-400 ml de nata para montar
-2-4 cucharadas de azúcar
-50 g de chocolate de cobertura

Preparación:
1.-Montamos la nata con el azúcar. 

2.-Retiramos el aro de la tarta y la adornamos cubriéndola con la nata, para a continuación rallar el chocolate por encima