martes, 29 de octubre de 2013

HALLOWEEN: Hojaldres de calabaza

¡Hola amigos! Como sabéis la noche del 31 de Octubre se celebra Halloween, también llamada Noche de Difuntos o Noche de Brujas.

Esta fiesta era típica principalmente de los países anglosajones pero, poco a poco, se ha ido extendiendo y cada año podemos ver más tiendas y escaparates decorados para la ocasión. 

Se asocia sobre todo con los colores naranja, negro y morado. Las arañas, telarañas y calaveras dibujadas en calabazas son muy populares en esta fecha.

Precisamente este fruto de otoño es el que utilicé para el postre de hoy: HOJALDRES DE CALABAZA


¡Ya veis que caritas tan monas! No se puede decir que den mucho miedín, así que estoy segura que a los niños les encantará comérselas, y por supuesto ayudar en la cocina para hacerlas. Es una receta muy sencilla, así que animaros, pasaréis una tarde muy divertida.


Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
-350 g de calabaza
-200 g de azúcar
-2 láminas de hojaldre 
-Azúcar glacé al gusto

Preparación:
1.-En primer lugar hacemos la mermelada de calabaza: comenzamos pelando y cortando en trozos la calabaza que coceremos en una olla con un poco de agua. 

2.-Una vez fría, la escurrimos y hacemos puré para ponerla a cocer a fuego lento junto con el azúcar. Tendremos que remover con frecuencia para que no se nos pegue. Cuando hayamos obtenido el punto de carretera* la dejamos enfriar y reservamos.

3.-Estiramos la masa de hojaldre y cortamos cuadrados pequeños. En la mitad de ellos, cortamos los ojos, la nariz y la boca, simulando caras.

4.-En los cuadrados lisos, añadimos una cucharada de la mermelada y colocamos encima de cada uno el cuadrado con la carita. Apretamos un poco alrededor para que se peguen las dos partes y cuando ya los tengamos todos, los vamos introduciendo al horno previamente calentado a 180º durante 15-20 minutos aproximadamente. Tienen que quedar dorados. 

5.-Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glacé.

*Punto de carretera: lo conseguimos cuando al pasar una cuchara de madera por la base del recipiente, donde cocemos cualquier mermelada, se mantienen las dos partes separadas, simulando una carretera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario