domingo, 20 de diciembre de 2015

Mazapanes

¡Hola amigos! Hoy traigo uno de los muchos dulces típicos navideños, que no suelen faltar en las comidas y cenas durante estas fechas: LOS MAZAPANES




Contrariamente a lo que se cree, son muy sencillos de hacer en casa, además su sabor no tiene nada que ver con los adquiridos en el supermercado y, por supuesto, son mucho más saludables.




Son ideales para hacer con los niños, aprovechando que están de vacaciones. No dejéis de meteros en la cocina con ellos, pues ¡les encantará! y pasarán una tarde muy divertida. Será como moldear "plastilina", pero no hay que olvidar que es necesaria la supervisión de un adulto ya que vamos a utilizar el horno.

Cuando los hagáis ¡contadme los resultados! Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
-200 g de almendra molida
-200 g de azúcar glas
-1 huevo

Preparación:
1.-En un bol mezclamos el azúcar con la almendra, añadimos la clara y amasamos bien para que los ingredientes se mezclen y así obtener una pasta uniforme. 

2.-Con  un rodillo la extendemos de manera que nos quede un grosor de 1,5 centímetros, aproximadamente y vamos formando figuritas con la ayuda de moldes. También se pueden hacer estas a mano, formando trenzas, caracoles, peces, etc. 

3.-Las ponemos en una placa de horno forrada con papel vegetal, las pintamos con la yema de huevo batida  y las metemos al horno al máximo, solo con el calor arriba, durante unos 2-5 minutos aproximadamente. Será necesario estar vigilando ya que se doran enseguida y se nos pueden quemar rápidamente.

Sugerencia: Para que la pasta no se nos pegue a las manos o al rodillo bastará con espolvorear la mesa de trabajo, el rodillo y las manos con azúcar glas.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Bizcocho de naranja

¡Hola amigos! No se me ocurre nada mejor para endulzar una merienda, o para matar el gusanillo a media mañana, que un delicioso bizcocho casero. Éste que traigo hoy es, además, sumamente sencillo de hacer: BIZCOCHO DE NARANJA




¿No se os hace la boca agua? ¡Pues manos a la obra!




A continuación os dejo la receta:

Ingredientes:
-150 ml de aceite
-340 g de harina
-500 g de azúcar
-2 naranjas
-6 huevos
-2 sobres de levadura en polvo

Preparación:
1.-Lavamos muy bien las naranjas y sin pelarlas las cortamos en trozos  y  las ponemos en un bol junto con el azúcar, el aceite y los huevos. Trituramos todo con la batidora, deberá quedarnos como una crema.

2.-Agregamos la harina y la levadura tamizadas y vertemos en un molde, engrasado y enharinado. Introducimos al horno, previamente calentado a 180º durante 30 minutos. Una vez frío, lo desmoldamos.

3.-Para el glaseado, mezclamos un poco de zumo de naranja y azúcar glas, hasta obtener una pasta fina, no muy liquida y lo vertemos por encima del bizcocho.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Tarta de castañas y chocolate con salsa de ron y caramelo

¡Hola amigos! Aunque ya tenemos en el blog varios postres con castañas, hoy traigo uno más, ya que como es un fruto que solamente encontramos en otoño, hay que aprovechar: TARTA DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE CON SALSA DE RON Y CARAMELO


Os aseguro que está exquisita y no es nada complicada de hacer. Lo único que puede resultar un poco pesado es pelar las castañas, lo demás siguiendo la receta paso a paso no tiene mayor dificultad.


¡Aquí os la dejo, para que os animéis!

Ingredientes para la tarta:
-750 g de castañas
-300 g de chocolate fondant
-100 ml de leche
-160 g de azúcar
-120 ml de aceite de oliva
-60 g de maizena 
-4 huevos

Ingredientes para la salsa de ron:
-200 ml de nata
-225 g de azúcar 
-40 ml de leche
-20 g de maizena
-75 g de mantequilla
-50 ml de ron (también se puede utilizar otro licor, como por ejemplo brandy)
-1 palito de canela

Ingredientes para el caramelo:
-75 g de azúcar 

Preparación:
1.-Hacemos un corte en las castañas (esto es muy importante, ya que si no lo hiciésemos explotarían) y las cocemos en agua unos 15 minutos. En cuanto estén templadas las pelamos y separamos 200 g que necesitaremos para la salsa. Las restantes, las batimos con la batidora,  junto con la leche y reservamos.

2.-Fundimos el chocolate en el microondas y también reservamos. Separamos las claras de las yemas y batimos estas últimas con el azúcar, hasta que doblen su volumen.

3.-Añadimos ahora el puré de castañas, el aceite y la maizena. Mezclamos bien todos los ingredientes y agregamos el chocolate fundido. Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos.

4.-Vertemos en un molde, untado con mantequilla y enharinado, e introducimos al horno, previamente calentado a 180º, durante 30-40 minutos. En cuanto enfríe, lo volcamos en un plato.

5.-Vamos a preparar ahora la salsa al ron y para ello cocemos las castañas que teníamos reservadas con 125 g de azúcar y medio litro de agua, durante una media hora a fuego suave.

6.-Llevamos la nata a ebullición con el azúcar restante (100 g) y la canela. Disolvemos la maizena en la leche fría y la añadimos, así como también el ron y la mantequilla en trocitos. Sacamos el palito de canela, bajamos el fuego y cocemos unos 3 minutos, sin dejar de remover. 

7.-Retiramos del fuego, vertemos las castañas que teníamos cocidas (sin el almíbar)  y lo pasamos todo por la batidora. Nos quedará una crema suave que vertemos por encima de la tarta.

8.-A continuación hacemos el almíbar, cociendo el azúcar con un poquito de agua y lo regamos por encima del pastel. En el momento endurecerá, pero luego se va derritiendo, lo cual hace que esté delicioso.

jueves, 22 de octubre de 2015

Tarta de queso y mermelada de calabaza

¡Hola amigos! Existen muchas recetas de tartas de queso y en el blog ya tenemos varias, todas diferentes. Pues bien, hoy traigo una más, que me encantó por su textura suave y una elaboración tan sencilla que se puede decir es para principiantes. Aquí os la presento: TARTA DE QUESO Y MERMELADA DE CALABAZA




Me dieron la receta esta primavera, cuando fuimos a hacer la Ruta del Cares. Como sabéis, dicha ruta transcurre desde Poncebos hasta Caín. Nosotros decidimos hacer en un día ida y vuelta,  así que para no madrugar demasiado, nos hospedamos la noche anterior en un hotelito de la zona, con el fin de comenzar a caminar a primera hora de la mañana. 




En dicho hotel cenamos, y tenían de postre “tarta de queso”, pero como es ya tan popular no esperábamos que nos sorprendiera mucho. Pero no fue así, simplemente ¡nos encantó! Es diferente a todas las que probamos hasta ahora. Como ya apunté al principio, es suave, ligera y la mermelada de calabaza (que también era casera) le da un toque especial.

Pregunté por la receta y amablemente me la dieron, así que aquí la tenéis. Y al final os dejo unas cuántas fotos de la ruta, que es preciosa, y si no la conocéis, ¡para que os animéis!

Ingredientes para la base:
-150 g de galletas tostadas
-75 g de mantequilla
-2-3 cucharadas de leche
-1/2 cucharadita de canela (si os apetece darle un toque especial)

Ingredientes para la tarta:
-600 g de queso fresco
-400 ml de nata para montar
-100 g de azúcar 
-20 g de gelatina neutra

Ingredientes para la mermelada:
-500 g de calabaza
-300 g de azúcar
- 4 hojas de gelatina (las utilizaremos en el momento de cubrir la tarta con la mermelada)


Preparación
 1.-En primer lugar comenzamos haciendo la mermelada de calabaza y para ello la pelamos,  cortamos en trozos y  cocemos en una olla con un poco de agua. 

2.-Una vez fría, la escurrimos y hacemos puré para ponerla a cocer a fuego lento junto con el azúcar. Tendremos que remover con frecuencia para que no se nos pegue. Cuando hayamos obtenido el punto de carretera la  dejamos enfriar y reservamos. (Punto de carretera: lo conseguimos cuando al pasar una cuchara de madera por la base del recipiente, donde cocemos cualquier mermelada, se mantienen las dos partes separadas, simulando una carretera)

3.- Molemos las galletas y las mezclamos con la mantequilla (a punto de pomada), la canela y la leche. Forramos con esta pasta un molde desmontable que meteremos en el frigorífico durante una hora, para que endurezca.

4.-Ponemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría, para hidratarlas. En otro bol, batimos el queso, con el fin de que nos quede una consistencia cremosa. Montamos la nata con el azúcar y suavemente la mezclamos con el queso. Disolvemos las hojas de gelatina en un poquito de agua caliente y las añadimos también a la mezcla. 

5.-Vertemos en el molde, que teníamos forrado con la base de galletas e introducimos en el frigorífico durante unas horas, para que cuaje. Pasado ese tiempo, hidratamos las 4 hojas de gelatina que nos quedaban, las disolvemos en un poquito de mermelada caliente y mezclamos con el resto de la mermelada, para a continuación cubrir con ella la tarta.

5.-Tenemos que dejarla al menos un par de horas, para que adquiera firmeza,  y ya por último retiramos el aro de la tarta.

Como indiqué al principio, aquí os dejo algunas fotos de la Garganta del Cares. Deseo que las disfrutéis, así como la tarta. ¡A nosotros nos encantaron ambas cosas! Repetimos la tarta en casa varias veces y en cuanto a la ruta... ¡Volveremos!







sábado, 10 de octubre de 2015

Tarta de queso y mermelada de frutos rojos: moras, arándanos y fresas

¡Hola amigos! Últimamente me han comentado que pongo postres ¡muy elaborados y un tanto difíciles! A mí no me lo parece, pero atendiendo a esta petición hoy traigo una tarta sencilla, pero no por ello menos rica, que estoy segura ya habréis tomado en alguna ocasión: TARTA DE QUESO Y MERMELADA DE FRUTOS ROJOS (moras, arándanos y fresas)

He hecho tres distintas, para que veáis la diferencia. Ésta es la de moras:




Todas ellas tienen un corte ¡espectacular!





La de arándanos, nos gustó especialmente:




Y por último, la más conocida, la de fresa:





Los frutos rojos, se encuentran muy fácil en el supermercado. Lo digo por si os apetece hacer la mermelada en casa. En cuanto a la receta, es muy sencilla, ni siquiera necesita horno. ¡Aquí os la dejo!

Ingredientes para la base:
-150 g de galletas tostadas
-75 g de mantequilla
-2-3 cucharadas de leche
-1/2 cucharadita de canela (si os apetece darle un toque especial)

Ingredientes para la tarta:
-400 ml de nata para montar
-600 g de queso fresco
-1 sobre de cuajada
-250 ml de leche
-4 cucharadas de azúcar
-1 tarro de mermelada para la cobertura (moras, arándanos, fresas)
-6 hojas de gelatina neutra (10 g)

Preparación:
1.- Molemos las galletas y las mezclamos con la mantequilla (a punto de pomada), la canela y la leche. Forramos con esta pasta un molde desmontable que meteremos en el frigorífico durante una hora, para que endurezca.

2.-Mezclamos con la batidora la nata, el queso, el azúcar y la mitad de leche. En la otra mitad disolvemos el sobre de cuajada. Llevamos al fuego la primera mezcla y cuando empiece a hervir, añadimos la leche con la cuajada, seguimos removiendo con cuidado para que no se pegue y cuando hierva de nuevo lo retiramos y vertemos en el molde sobre la base de galleta. Dejamos enfriar y más tarde la metemos en el frigorífico, mejor de un día para otro para que cuaje bien.

3.-Al día siguiente, hidratamos la gelatina en agua fría. Calentamos  la mermelada en el microondas y disolvemos en ella la gelatina. Lo pasamos todo por el colador chino, con el fin de que nos quede más fina y lo vertemos sobre la tarta de queso que teníamos en la nevera. La volvemos a dejar dentro, unas horas para que cuaje.

4.-Por último, ¡la desmoldamos y listo!

Nota: para hacer la mermelada, basta con cocerlos, a partes iguales con azúcar (o un poco menos, si os gusta menos dulce) y medio vaso de agua. A fuego lento, durante una media hora y luego pasarlo por el pasapuré. 

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Tarta de zanahoria

¡Hola amigos! El postre que traigo hoy es también muy popular en la cocina asturiana: TARTA DE ZANAHORIA


¡La de veces que vi a mi madre hacerla! Especialmente en el verano, cuando había tantas zanahorias en la huerta, que no sabía qué hacer con ellas. Es por ello que este postre me trae muy dulces recuerdos.


Aquí os dejo la receta, que además no es nada complicada:

Ingredientes para el bizcocho:
-200 gr de azúcar
-200 g de harina
-70 g de mantequilla
-6 huevos
-1 cucharadita de ralladura de limón

Ingredientes para el relleno:
-500 g de zanahorias
-250 g de azúcar
-250 g de coco rallado
-Un chorrín de coñac

Preparación:
1.- Comenzamos haciendo el bizcocho, y para ello forramos el fondo de un molde desmontable de 24 cm y untamos con mantequilla las paredes. Encendemos el horno a 180º.

2.- Batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa. Añadimos la ralladura de limón y la harina tamizada y removemos bien para que quede todo perfectamente incorporado. Por último, agregamos la mantequilla ligeramente derretida. Vertemos en el molde y horneamos unos 30/40 minutos aproximadamente.

3.- Cuando enfríe lo desmoldamos y cortamos horizontalmente por la mitad. De esta forma obtendremos dos bases, que reservamos.

4.- Cocemos la zanahoria con un poco de agua. Cuando esté lista la pasamos por el pasapuré y la mezclamos en un bol con el coco (reservamos un poco para espolvorear por encima al final), el azúcar y el coñac.

5.- En un plato colocamos el aro del molde (el mismo que utilizamos para hacer el bizcocho) y cubrimos el fondo con una de las bases que teníamos reservadas. La cubrimos con la mitad de la masa, ponemos encima la otra base de bizcocho y terminamos con la masa restante.

6.- El secreto de esta tarta está en que debe ser prensada para que los ingredientes se fundan bien unos con otros. Para ello utilizo el siguiente truco casero: cubro la tarta con papel de aluminio y encima pongo una olla llena de agua para que pese, y la dejo así durante toda la noche.

7.- Al día siguiente se retira el papel de aluminio y el aro y la espolvoreamos con el coco rallado que habíamos reservado.

domingo, 30 de agosto de 2015

Tarta de arroz con leche

¡Hola amigos! En alguna ocasión he comentado que desde que tengo el blog me ocurren cosas emocionantes unas veces, simpáticas otras y, por supuesto, siempre agradables, pues me encuentro con gente que al saber que tengo un blog, me dan amablemente sus recetas.

Algunas son antiguas, de sus madres o abuelas, que han ido pasando de generación en generación, y esto me encanta por dos motivos: uno de ellos para que no queden en el olvido, y el otro porque siento especial devoción por la cocina tradicional, ya que considero que es la base de la cocina moderna.

Esta receta que traigo hoy me la dio una señora encantadora, Lucía, y me contó que la hacía su madre en un hotel de Oviedo, donde trabajaba como cocinera allá por los años 40. Es pues, un postre asturiano y antiguo: TARTA DE ARROZ CON LECHE


Como podéis ver tiene un aspecto muy apetecible y aunque es un poco laborioso, el resultado bien merece la pena. Se trata de un bizcocho relleno de arroz con leche y requemado.


 Aquí os dejo la receta, como siempre.

Ingredientes para el bizcocho:
-200 gr de azúcar
-200 g de harina
-70 g de mantequilla
-6 huevos
-1 cucharadita de ralladura de limón

Ingredientes para el arroz con leche:
-300 g de arroz redondo
-2,5 l de leche entera
-300 g de azúcar
-1 limón
-1 palito de canela
-1 chorrito de coñac
-50 g de mantequilla
-1 cucharadita (de las de café) de sal

Preparación:
1.- Comenzamos haciendo el bizcocho, y para ello forramos el fondo de un molde desmontable de 24 cm y untamos con mantequilla las paredes. Encendemos el horno a 180º.

2.- Batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa. Añadimos la ralladura de limón y la harina tamizada y removemos bien para que quede todo perfectamente incorporado. Por último, agregamos la mantequilla ligeramente derretida. Vertemos en el molde y horneamos unos 30/40 minutos aproximadamente.

3.- Cuando enfríe lo desmoldamos y cortamos horizontalmente por la mitad. De esta forma obtendremos dos bases, que reservamos.

4.- Ahora vamos a hacer el arroz con leche: en una cacerola ponemos 2 vasos de agua, el palito de canela y la cáscara del limón cortada en tiras, y lo dejamos hervir un poco para que el agua coja el sabor. Añadimos el arroz y lo removemos hasta que casi el agua se consuma. Vertemos en este momento toda la leche y seguimos removiendo hasta que rompa a hervir. Añadimos la mantequilla. Como al hervir, la leche sube, tenemos que ponerlo al mínimo. El arroz con leche se pega fácilmente al fondo por lo que hay que remover con cuchara de madera cada poco.

5.- Continuamos así durante más o menos una hora, tiempo en que ya la leche se ha ido consumiendo. Sacamos el palito de canela y las cáscaras del limón. Añadimos el azúcar, la sal y el chorrito de coñac. Mantenemos en el fuego otros 10 minutos más, ahora removiendo constantemente, pues después de echar el azúcar se pegará aun más fácilmente.

6.- Mientras el arroz está cociendo, vamos preparando para montar la tarta. Ponemos, para ello el aro del molde (el mismo que utilizamos para hacer el bizcocho) en el plato de servir y cubrimos el fondo con una de las bases de bizcocho que teníamos reservadas. 

7.- En cuanto el arroz esté listo, vertemos una cantidad sobre la base de bizcocho, de manera que la cubra por completo. Colocamos encima la otra base y hacemos lo mismo con el arroz. Dejamos enfriar y lo metemos en el frigorífico, mejor de un día para otro.

8.- Al día siguiente, desmoldamos con cuidado, espolvoreamos con azúcar por encima y con un "quemador de azúcar lo adornamos".

Sugerencia: Para que la tarta tenga un buen corte, debemos procurar que el grosor de las bases sea igual al del arroz con leche que echemos entre una capa y otra. 

viernes, 24 de julio de 2015

Tarta de Santiago (apta para celíacos)

¡Hola amigos! Estoy segura que el postre que traigo hoy es mundialmente conocido: TARTA DE SANTIAGO.


No creo que haya ningún peregrino que después de su visita al Apóstol y a la ciudad compostelana, no la haya degustado, o por lo menos visto en alguno de los escaparates de confiterías o restaurantes.


Hacerla en casa es extremadamente sencillo. Además en el B.O.E. de fecha 22 de Marzo de 2.006, viene registrada la auténtica tarta, indicando cuáles son sus ingredientes y las dos formas de hacerla, es decir, con una base de masa quebrada o sin ella.

En esta ocasión, la hice sin la base, ya que así es apta para celíacos, pues no contiene harina. Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
-250 gr. de azúcar
-250 gr. de almendra molida
-5 huevos
-la ralladura de un limón pequeño
-1/2 cucharadita de canela en polvo
-Azúcar glas para espolvorear por encima

Preparación:
1.-Precalentamos el horno a 180º y forramos un molde desmontable de 22 cm de diámetro, con papel vegetal. Las paredes, las engrasamos con mantequilla, para que no se nos pegue.

2.-En un bol, juntamos la almendra, la canela y la ralladura de limón y reservamos.

3.-En otro batimos el azúcar con los huevos, hasta obtener una mezcla espumosa, a la que incorporamos los ingredientes que tenemos en el primer bol, es decir: almendra, canela y limón. Mezclamos suavemente y vertemos en el molde, que introducimos al horno, durante 20/30 minutos aproximadamente. 

4.-Cuando enfríe, la desmoldamos y la decoramos. Para ello, en internet existen plantillas con la cruz y del tamaño exacto, solo es necesario imprimirla y recortarla. La ponemos encima de la tarta, espolvoreamos con azúcar glas y al quitar el papel, ya nos quedará el dibujo perfecto. ¡Espero que la disfrutéis en casa, tanto como nosotros!

miércoles, 1 de julio de 2015

Sticky toffee pudding

¡Hola amigos! Hoy traigo otro de los exquisitos postres que probamos hace unas semanas en Londres y que no nos dejó indiferentes: STICKY TOFFEE PUDDING

Al igual que ocurre con la Red Velvet Cake (ver receta), no es tan conocido como el popular Brownie (ver receta), pero eso no quiere decir que sean menos exquisitos, sino que todo lo contrario, cuando lo pongo aquí es porque nos ha sorprendido enormemente.

Se trata de un bizcocho de dátiles, ligero y esponjoso, que se sirve con una salsa de toffee caliente vertida por encima en el momento de comerlo, y va acompañado de una bola de helado. ¡No se puede pedir más!


Además de eso, la elaboración es muy sencilla y rápida. Aunque también se puede hacer uno grande, lo más normal es en porciones individuales, y por supuesto quedarán mucho más vistosos. ¡Aquí os dejo la receta, probadla!

Ingredientes para el bizcocho (con estas cantidades salen 6):
-150 g de dátiles sin hueso
-200 ml de agua caliente
-1 cucharadita de bicarbonato sódico
-60 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
-60 g de azúcar glas
-2 huevos grandes
-150 g de harina de repostería 
-10 g de levadura en polvo

Ingredientes para la salsa toffee:
-100 g de mantequilla
-200 g de azúcar moreno
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-100 ml de nata liquida 

Preparación:
1.-Precalentamos el horno a 180º. Cortamos los dátiles en trozos pequeños y los ponemos a remojo en el agua caliente con el bicarbonato, durante unos 10 minutos.

2.-Por otro lado, batimos la mantequilla junto con el azúcar, hasta obtener una mezcla blanquecina y a continuación añadiremos los huevos uno a uno. Seguidamente la harina y la levadura.

3.-Batimos con la batidora los dátiles con el agua (para que el bizcocho nos quede más fino) y lo incorporamos a la masa anterior. Mezclamos bien y vertemos en flaneras individuales, previamente untadas con mantequilla. Introducimos al horno, entre 30/40 minutos.

4.-Ahora vamos a hacer la salsa toffee y para ello calentamos la mantequilla en un cazo hasta que se derrita, vertemos el azúcar, la nata y la vainilla, removemos sin cesar, para que no se nos pegue y cocemos a fuego medio durante 5 minutos.

5.-Cuando templen, los desmoldamos y en el momento de servir vertemos la salsa toffee caliente por encima. La que nos sobre, podemos servirla en una jarrita y así cada uno lo toma a su gusto. ¡Y por supuesto, los acompañamos de una bolita de helado!

domingo, 7 de junio de 2015

Red Velvet Cake (Tarta de terciopelo rojo)

¡Hola amigos! Imaginaros un postre esponjoso, muy jugoso y tan suave como el terciopelo, de esos que en cuanto los pruebas te cautivan de tal forma que ya no puedes parar. ¡Pues existe! RED VELVET CAKE (Tarta de terciopelo rojo)


Me cuentan que era muy popular en Canadá, durante las décadas de 1.940/1.950. Pero en 1.998 se volvió a poner de moda gracias a la película "Magnolias de acero", Yo la he conocido hace tan solo unos meses, cuando mi hija Andrea se fue a trabajar a Londres y la vio en diversas pastelerías y restaurantes.


Hace poco estuvimos allí y en cuanto la comí, me quedé fascinada. Le dije: consígueme una buena receta...y aquí está:

Ingredientes para el bizcocho:
-300 g de harina
-350 ml de leche entera
-375 g de azúcar
-175 g de mantequilla a temperatura ambiente
-8 g de cacao en polvo
-3 huevos
-3 cucharaditas (de las de café) de colorante alimentario rojo
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-1 cucharadita de sal
-1 cucharada (de las de postre) de levadura
-1 cucharada sopera de zumo de limón
-1 cucharada sopera de bicarbonato sódico
-2 cucharadas soperas de vinagre de manzana

Ingredientes para el almíbar:
-80 g de azúcar
-80 ml de agua

Ingredientes para el relleno y la cobertura:
-290 g de queso mascarpone
-460 g de queso para untar
175 g de azúcar glas

Ingredientes para la decoración:
-225 g de chocolate blanco especial para postres
-315 g de queso mascarpone
-Un poquito de colorante alimentario rojo

Preparación:
1.-Comenzamos haciendo el bizcocho: en primer lugar precalentamos el horno a 180º y forramos un molde desmontable de 26 cm con papel vegetal. Engrasamos los laterales con mantequilla para que no se nos pegue.

2.-En un bol mezclamos la leche, el zumo de limón y el colorante, y reservamos.

3.-En otro juntamos los ingredientes secos, es decir, la harina, la levadura, la sal y el cacao. También reservamos.

4.-Batimos la mantequilla con el azúcar, le añadimos la vainilla y los huevos unos a uno. A esta mezcla iremos añadiendo en tres veces y de manera alterna los ingredientes que tenemos en los dos boles reservados.

5.-Mezclamos el vinagre con el bicarbonato y lo añadimos a la masa anterior. Vertemos en el molde e introducimos al horno durante 55/60 minutos aproximadamente. 

6.-Cuando enfríe lo cortamos en tres capas que envolvemos con film transparente, y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente.

7.-Antes de rellenarlo hacemos el almíbar: ponemos, para ello en un cazo el agua y el azúcar y lo dejamos hervir a fuego lento unos 5 minutos y reservamos.

8.-Mezclamos los ingredientes del relleno. Ponemos en un plato una capa de bizcocho, la pintamos con almíbar y cubrimos con la crema. Seguimos así, hasta cubrir la parte superior y los laterales.

9.-Ya solo nos queda la decoración: fundimos el chocolate y mezclamos con el mascarpone previamente batido. En una manga pastelera ponemos un poco de colorante y la rellenamos con la crema. De esta forma, nos saldrá un poquito mezclada. Por último, decoramos a nuestro gusto.

Nota: Nunca uso ni colorante ni por supuesto conservantes en los postres, pero en esta ocasión haremos una excepción con el colorante. Me han dicho que en su lugar se puede utilizar zumo de remolacha, pero aún no lo he probado.

jueves, 21 de mayo de 2015

Brownie con nueces

¡Hola amigos! Hay  postres más simples o más complicados, y por otro lado están los que sencillamente nos vuelven locos. En este último apartado se encuentra el que traigo hoy: BROWNIE


Si lo probáis una vez ¡Ya  no habrá  marcha atrás, os  lo puedo asegurar!

Debe su nombre al color marrón (brown) que le da el chocolate, el principal ingrediente. Además, la elaboración tan sencilla y rápida, hacen que sea ideal para cualquier situación.

Admite perfectamente una amplia gama de ingredientes: nueces, avellanas, almendras, frutas frescas y confitadas, coco, etc. Para esta ocasión lo hice de la forma más popular, es decir con nueces.


Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
-250 g de chocolate fondant
-250 g de mantequilla
-300 g de azúcar
-200 g de nueces picadas (no molidas)
-150 de harina
-4 huevos
-1 cucharadita (de las de café) de canela
-1 cucharadita de esencia (vainilla, limón, naranja...según el gusto de cada uno)

Preparación:
1.-Troceamos  el chocolate y la mantequilla y lo fundimos a fuego suave, sin dejar de remover, para que no se pegue.

2.-Por  otro lado, batimos los huevos junto con el azúcar, hasta obtener una mezcla espumosa e incorporamos despacio el chocolate.

3.-A continuación agregamos la harina tamizada, la canela y la esencia. Por último las nueces troceadas.

4.-Vertemos en un molde que habremos forrado con papel vegetal e introducimos al horno, previamente calentado, a 180º  durante 20 minutos aproximadamente.

5.-Cuando enfríe lo desmoldamos y cortamos en cuadrados o rectángulos pequeños.

Sugerencia: acompañados de unas bolitas de helado, están espectaculares!

viernes, 24 de abril de 2015

Tarta de avellanas (Tarta d'ablanes, n'asturianu)

¡Hola amigos! Mi afición por la cocina en general y los postres en particular viene de muchos años atrás. Ya comenté en alguna ocasión, que desde hace bastante tiempo colecciono este tipo de recetas. Me gustan especialmente las que hacían nuestras madres o abuelas, y que muchas veces están olvidadas en algún cajón.

Continúo con mi afán por recuperar todas las posibles y compartirlas con todos vosotros, ya que esta es una manera de que no se pierdan, pues sería una pena.

Hace semanas ha llegado a mis manos una de esas que tanto valoro, asturiana, clásica, de sabor auténtico, que en casa nos ha cautivado, así que no puedo esperar más y aquí os la presento: TARTA DE AVELLANAS (TARTA D'ABLANES, n'asturianu).



Quiero aprovechar la ocasión para deciros que si tenéis alguna de ellas, y la queréis compartir, no tenéis más que enviármela en un correo. La haré muy gustosamente y la veréis aquí publicada.


Además de estar exquisita, su elaboración es extremadamente sencilla ¡que más se puede pedir!

Ingredientes para la pasta brisa:
-250 g de harina
-125 g de mantequilla
-20 ml de agua
-1 huevo
-Una pizca de sal

Ingredientes para la tarta:
-300 g de avellana
-300 g de azúcar
-5 huevos
-100 ml de licor (vino dulce)

Preparación:
1.-Hacemos en primer lugar la pasta brisa, que será la base de la tarta, y para ello mezclamos en un bol todos los ingredientes (el huevo se echa entero, sin batir), amasamos muy bien y dejamos reposar 45 minutos. Pasado este tiempo, extendemos la masa y cubrimos con ella el molde que vamos a utilizar.

2.-En un recipiente hondo, batimos las yemas con el azúcar, para luego añadir las avellanas molidas y el licor. Por último las claras a punto de nieve.

3.-Vertemos en el molde y horneamos a 180º durante aproximadamente 30-45 minutos, depende de cada horno. Cuando enfríe la desmoldamos y cubrimos con gelatina de manzana, que además de aportarle mucho brillo, hará que esté muy, muy jugosa.

Sugerencia: la pasta brisa se puede comprar preparada,  pero yo recomiendo hacerla, ya que es muy sencilla y el resultado no se puede comparar.

martes, 17 de marzo de 2015

Tarta especial de chocolate

¡Hola amigos! A lo largo de la historia, ha habido diferentes alimentos que han merecido la denominación de "alimentos de los dioses": la miel, las trufas, el vino... Pero ninguno lo ha sido tanto como el chocolate.

¿Qué será lo que hace de él un alimento apto para el paladar de los dioses? Quizá sea su capacidad de provocar sensaciones de bienestar, habitualmente ajenas a nuestras fatigas de mortales.

En anteriores post ya comenté mi pasión por el chocolate. Y siempre que puedo hacer un postre con él no pierdo la ocasión, pues los resultados suelen ser excelentes y el éxito asegurado.

Hace unas semanas estuvimos de cumpleaños en casa, así que aquí os presento el postre que hice: TARTA ESPECIAL DE CHOCOLATE


Podéis ver qué pinta tiene, pues os aseguro que el sabor es exquisito, tanto que aunque la hice bien grande ¡¡¡tan sólo duró un par de días!!!


Aunque es más elaborada que otros postres que hay en el blog, bien merece la pena el esfuerzo, pues los resultados dejarán satisfechos incluso a los paladares más exigentes. Se trata de cuatro capas de rico bizcocho de chocolate rellenas de nata y glasa al chocolate.

Como siempre aquí os dejo la receta, y si no os animáis a hacerla, ya sabéis que también me la podéis encargar.

Ingredientes para el bizcocho:
-185 g de harina
-175 g de azúcar moreno
-90 g de chocolate fondant
-90 g de mantequilla
-1 yogur natural
-2 huevos
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-1 pizca de sal

Nota: estas cantidades son para un bizcocho y necesitamos dos. Por lo tanto, haremos uno y repetiremos las mismas cantidades para el otro.

Ingredientes para la nata:
-600 ml de nata para montar
-5 cucharadas de azúcar, según el gusto de cada uno.

Ingredientes para la glasa al chocolate:
-115 g de cacao amargo
-500 g de azúcar glacé
-150 ml de leche
-90 g de mantequilla

Preparación:
1.-Precalentamos el horno a 180*. Forramos un molde desmontable con papel de vegetal y reservamos.

2.-Comenzamos haciendo el bizcocho y para ello fundimos el chocolate en el microondas y mientras
enfría un poco batimos la mantequilla junto con el azúcar y la esencia de vainilla hasta obtener una
crema. 

3.-A continuación vamos incorporando el resto de los ingredientes uno a uno, removiendo bien para que queden perfectamente integrados. De esta manera añadiremos por este orden los huevos batidos, el chocolate, el yogur, la harina tamizada, la pizca de sal y la levadura.

4.-Vertemos en el molde y horneamos a 180º durante 25 minutos aproximadamente, depende de cada
horno. Como apunté al principio, debemos repetir el proceso y hacer otro bizcocho más. 

5.- Una vez fríos los cortamos horizontalmente por la mitad y así obtenemos cuatro discos.

6.-Ahora vamos a preparar el relleno, y comenzamos montando la nata con el azúcar y reservamos en el frigorífico.

7.-A continuación preparamos la glasa al chocolate y para ello batimos la mantequilla con la batidora eléctrica a baja velocidad, hasta obtener una crema ligera y espumosa. Agregamos poco a poco el azúcar, el cacao tamizado y por último la leche. Una vez que estén todos los ingredientes, subimos la velocidad de la batidora al máximo y lo trabajamos durante unos 30 segundos. La glasa tiene que quedarnos oscura y con una consistencia fácil de untar.

8.-Por último procedemos a montar la tarta. En un plato de servir ponemos un aro de repostería (yo utilizo el aro del molde, que es del mismo tamaño que el bizcocho) y un disco de bizcocho en el fondo. Cubrimos con una capa de glasa, una de nata, superponemos otro disco y repetimos la operación.

9.-Metemos en el frigorífico y dejamos reposar, mejor de un día para otro. Al día siguiente desmoldamos con cuidado y ya solo nos queda la decoración. Aquí como digo en otras ocasiones ¡Hay que dejar volar la imaginación de cada uno!

domingo, 1 de marzo de 2015

Tarta Sacher

¡Hola amigos! Supongo que muchas veces oiríais hablar y también habréis tomado el postre que traigo hoy, ya que goza de gran fama y prestigio internacional: TARTA SACHER.


Es un postre de origen vienés que debe su nombre al pastelero que la creó: Franz Sacher. La receta original es un secreto muy bien guardado, pero la base de la tarta es un bizcocho de chocolate y almendra, relleno y/o cubierto de mermelada de albaricoque, para finalizar con un glaseado de chocolate. 

Aguanta perfectamente varios días en el frigorífico y, si queréis saber mi opinión, va ganando sabor con el paso de los mismos. Pero además de estar exquisita se presta mucho para adornarla. Por lo tanto es ideal para cumpleaños o cualquier otra celebración donde queráis sorprender.


Al contrario de lo que pueda parecer, su elaboración es muy sencilla, así que aquí os dejo la receta para que os animéis:

Ingredientes:
-120 g de almendra molida cruda
-100 g de harina
-100 g de azúcar glacé
-100 g de azúcar normal
-100 g de mantequilla a punto de pomada
-150 g de chocolate amargo (72% de cacao)
-6 huevos
-1 sobre de levadura
-1 pizca de sal
-2 cucharaditas (de las de café) de esencia de vainilla
-1 tarro (400 g) de mermelada de albaricoque

Preparación:
1.-Derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría y reservamos.

2.-En un bol batimos la mantequilla con el azúcar glacé y añadimos el chocolate templado. Separamos las claras de las yemas y vamos incorporando estas últimas de una en una procurando batir bien antes de agregar la siguiente. Las claras las reservamos para más adelante. 

3.-Incorporamos la almendra y la esencia de vainilla. 

4.-Vamos montando las claras y cuando estén a la mitad añadimos el azúcar normal y seguimos para a continuación unirlas a la mezcla anterior. Juntamos la harina, la sal y la levadura y la añadimos tamizada (yo lo hago con un colador), removiendo con mucho cuidado para que las claras no se bajen.

5.-Untamos un molde desmontable con mantequilla, lo enharinamos, vertemos en él la masa y lo dejamos reposar mientras encendemos el horno y alcanza éste la temperatura deseada.

6.-Lo introducimos a 180º durante aproximadamente 45-60 minutos. Dejamos templar y desmoldamos. A continuación cortamos la tarta en dos capas. En el plato donde se va a servir ponemos una capa de bizcocho, una de mermelada de albaricoque y la tapamos con la otra de bizcocho. Yo reservo un poco de mermelada y pinto con ella el bizcocho por encima, pues quedará mucho más jugoso.

Ingredientes para la cobertura:
-100 g de mantequilla
-1 brik de nata líquida (200 ml)

-1 tableta de chocolate fondant (200 g)

Preparación:
Calentamos la nata hasta que empiece a hervir,  añadimos la mantequilla y el chocolate troceado. Removemos bien hasta obtener una crema homogénea, dejamos enfriar un poquito y cubrimos con ella el pastel.

Para el adorno:
Para esta ocasión utilicé chocolate blanco. Lo derretimos unos minutos en el microondas con un poco de leche, introducimos en una manga pastelera con una boquilla fina y ¡a decorar!

martes, 10 de febrero de 2015

Taller de postres en Oviedo

¡Hola amigos! El pasado viernes día 6 tuve el gusto de ser invitada por la Asociación Montealegre de Oviedo a impartir un taller de postres.

En las casi dos horas que duró, nos dio tiempo a hacer dos: 
- Tarta de limón (enlace a la receta aquí)


- Tarta de chocolate (enlace a la receta aquí)



Todas estuvimos de acuerdo en que siguiendo paso a paso la receta, y con las medidas exactas de los ingredientes, su elaboración no solo resultaba extremadamente sencilla, sino que también muy entretenida.



 

Por supuesto, había que probar los resultados, así que nos las comimos enteras!





Desde aquí quiero dar las gracias  a la Asociación Montealegre por invitarme, y por supuesto a todas las chicas que asistieron a pesar de la tarde tan fría y lluviosa. Hicieron lo posible para que todo se  desarrollara de una forma cálida y afectuosa ¡Mil gracias!