viernes, 23 de diciembre de 2016

Tarta de turrón con espuma de limón


Como ya comenté en años anteriores, en mi casa, además de los turrones, polvorones, mazapanes, etc. tenemos por costumbre tomar un postre especial el día de Navidad. Lógicamente, el ingrediente principal es el turrón. 


Procuraros que cada año sea diferente, así que aquí os presento el de éste: TARTA DE TURRÓN CON ESPUMA DE LIMÓN.




El contraste del semifrío de turrón con la espuma de limón convierte a este postre en una delicia para el paladar. Aunque es un poco elaborado, merece la pena pues como podéis comprobar el resultado es increíble. 





Aquí os dejo la receta... ¿Quién se atreve?

Ingredientes para el crumble de canela:
-200 g de harina
-125 g de mantequilla
-75 g de azúcar moreno
-Una pizca de sal
-Canela molida al gusto

Ingredientes para el semifrío de turrón:
-200 g de turrón de Jijona
-500 ml de nata líquida para montar
-50 ml de leche
-75 g de azúcar
-2 hojas de gelatina

Ingredientes para la espuma de limón:
-200 ml de zumo de limón
-100 g de azúcar
-100 gml de nata líquida para montar
-2 hojas de gelatina

Preparación:
1.-Comenzamos elaborando la crumble de canela, que será la base del  postre. Para ello mezclamos y amasamos todos los ingredientes, como si fuéramos a preparar galletas. La dejamos  en el frigorífico, por lo menos dos horas, para que se enfríe bien.

2.-Pasado ese tiempo, rallamos sobre papel vegetal en que habremos marcado un círculo, con el fin de que nos resulte más sencillo. Horneamos a 160º hasta que esté dorada y crujiente y reservamos.

3.-Para el semifrío de turrón: calentamos éste al baño maría con la leche y disolvemos dos hojas de gelatina, previamente hidratadas. Montamos la nata con el azúcar. Retiramos el turrón del baño maría y lo vamos incorporando lentamente a la nata montada, removiendo de continuo con una varilla. Reservamos en el frigorífico.

4.-Para la espuma de limón: hervimos el zumo de limón con el azúcar hasta que esté totalmente disuelto, como un almíbar, e incorporamos las dos hojas de gelatina, previamente hidratadas. Retiramos del fuego, dejamos enfriar para luego añadir la nata montada, y reservamos también en el frigorífico.

4.-Por último vamos a montar la tarta y para ello ponemos la base crujiente sobre un plato y sobre ella un aro de repostería para rellenar con el semifrío de turrón y encima la espuma de limón. Lo dejaremos en el frigorífico para que cuaje. Lo mejor es de un día para otro.

5.-Al día siguiente, retiramos el aro y decoramos a nuestro gusto. En esta ocasión, simplemente coloqué frambuesas alrededor y espolvoreé azúcar moreno por encima, que le da un toque brillante. ¡Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada